Gualeguaychú: Sobre los trabajadores despedidos en Imperial Cord.

 


Hace meses que por las calles y en las casas de los trabajadores y trabajadoras corren los rumores del inicio de los despidos sistemáticos en la ciudad de Gualeguaychú, más que nada en el Parque Industrial, debido a la apertura de las importaciones, a la recesión y a la destrucción natural del empleo propio del ajuste que están llevando a cabo el gobierno nacional y los gobernadores de las provincias de todos los ángulos políticos. En este contexto general, el temor no es infundado. Y hace unos días se conocieron los despidos de siete operarios en Imperial Cord: las medidas de fuerza no esperaron, y la organización obrera y la solidaridad entre los de abajo siguen siendo el único método frente a las patronales y a los ajustadores.


Por Redacción El Libertario.

 

 

La empresa Imperial Cord, emplazada dentro del Parque Industrial de Gualeguaychú despidió a siete trabajadores operarios, que por otro lado, y no tanto, tenían años trabajando en sus puestos y seguramente dieron cuantiosas ganancias a la patronal. La noticia cayó pesada y generó un gran malestar entre el resto de los trabajadores de la empresa y en sus familias; la solidaridad convocó a laburantes de otros sectores productivos, a organizaciones sociales y algún que otro político panfletario y sindicalistas de distintos espacios.

¿Qué dice la patronal sobre los despidos? Lo de siempre, que debido a la disminución de la actividad económica por la liberación de las importaciones y la destrucción del poder adquisitivo no les queda otra que comenzar a despedir a quienes ya no sirven como productores de ganancia. Sobre esto, los trabajadores dicen algo muy cierto y que constituye la historia del capitalismo: durante años los patrones se llenan los bolsillos, pero cuando tienen una mínima pérdida se deshacen de los trabajadores que funcionan como meros números y máquinas que pasan a engrosar la lista de desocupados disponibles para un futuro. Y seguramente por migajas; y así las patronales se siguen sosteniendo.

Es evidente que la crisis generada por el capital y los gobiernos a nivel nacional (con su respectiva cuota que merece el capitalismo global) impacta de lleno en cada región del país y las patronales, por más pequeñas que sean, no pueden ver sus beneficios disminuir (la eterna lógica mercantil); pero siempre los que pagan el ajuste pertenecen al mismo sector, a la misma clase social: los trabajadores y trabajadoras, los productores del mundo.

Pero los trabajadores despedidos y sus familias, junto con la solidaridad de algunos otros sectores, comenzaron las medidas de fuerza desde que se enteraron de la decisión de la empresa. Primero, cortando el Acceso Sur de la ciudad y provocando que sean vistos en su reclamo; y después, mediante asamblea, decidiendo concentrarse al día siguiente frente a la Municipalidad de Gualeguaychú para convocar la solidaridad de los trabajadores compañeros del sector, a las familias y a vecinos que apoyaran las medidas. Luego de la concentración, donde se sumó el sindicato al que están adheridos (desconocemos; pero no confiamos, naturalmente) marcharon hasta el Ministerio de Trabajo donde tuvieron una mesa de negociación con la patronal.

Fotografía ElDía.

El resultado fue que la patronal se negó rotundamente a reincorporar definitivamente a los despedidos y el Ministerio decretó la conciliación obligatoria.

Después del paro, de los cortes y de las movilizaciones de los de abajo sigue una conciliación entre el Estado, el sindicato y la patronal que le otorga un tiempo más para negociar. Los trabajadores luchan por la reincorporación definitiva de los siete operarios y parecen no claudicar a esa decisión.

Desde Colectivo Libertario estuvimos acompañando la movilización y seguimos atentos a la lucha de los compañeros. Creemos que una conquista real, más allá de la reincorporación de los trabajadores (las familias necesitan comer), sería generar una conciencia social de la auto-organización de los laburantes y de que las luchas deben ser desde abajo, de forma horizontal y no eludiendo el empuje transformador que apunte directamente a las verdaderas causas del problema: las relaciones capitalistas y la imposición política de los gobiernos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s