Estallido social en Estados Unidos por otro asesinato a sangre fría de un hombre afroamericano a manos de la policía.


podernegro

Fotografía: BBC.


Horas después de conocerse el asesinato a sangre fría a manos de la brutalidad policial de Keith Lamont Scott, una persona de origen afroamericano de 43 años de edad, los disturbios y manifestaciones inundaron las calles de Estados Unidos. Pero la lucha más fuerte se dio en la ciudad misma del asesinato, en Charlotte, Carolina del Norte, donde el gobierno tuvo que decretar el estado de emergencia y aumentar la represiòn social hacia quienes se niegan dejarse morir.


Por El Libertario.


Después de tres días de manifestaciones, desobediencia civil y enfrentamientos con las fuerzas policiales, el gobierno finalmente se decidió a decretar el estado de emergencia en Charlotte, Carolina del Norte. El estado de emergencia consiste en el envío y despliegue de la Guardia Nacional y de la Patrulla de Caminos y, naturalmente, en una orden de reprimir con toda la capacidad del brazo armado del Estado.

34242_31997_239588494

El estallido social comenzó el mismo día en que la policía xenófoba de Estados Unidos asesinó a sangre fría a una persona de origen afroamericano de 43 años, Keith Lamont Scott. Pero no es solamente este hecho el que desata la lucha social en las calles, sino que es una rabia acumulada de opresión, humillación y gatillo fácil hacia la raza negra en Estados Unidos. De hecho, el asesinato de Scott fue el segundo caso de gatillo fácil hacia un hombre negro en la semana.

Las protestas se suceden con una enorme cantidad de detenidos y heridos graves. Distintas fuentes señalan la muerte de un manifestante, pero desde los medios estatales sostienen que se encuentra en estado crítico, con lo que pretenden disminuir la responsabilidad. La desobediencia civil parece haberse replegado, sin embargo se encuentra latente y no parece tener final por medio de un recrudecimiento de la violencia policial y del autoritarismo del Estado.

Desde la seguridad estatal sostienen que el hombre asesinado estaba armado, pero la familia desmiente esta versión, indicando que sería otro de los tantos montajes que utiliza la policía para criminalizar a los latinos y a la raza negra en el país del norte. Pero esto, sin embargo, no puede ocultar la historia de opresión y muerte a manos de la policía hacia los negros y que durante los últimos años ha venido en aumento, con casos gravísimos de homicidios a sangre fría, por la espalda y con un ensañamiento xenófobo que figura una especie de cacería. Los datos demuestran que los negros tienen más posibilidades de ser asesinados por la policía que los blancos, simplemente por una cuestión de color, porque en uno de cada tres homicidios estatales no provienen de presunción de delitos, de violencia y ni siquiera son juzgados los policías que gatillan las armas.

548ae18e55cb5

Las estadísticas son alarmantes y producen este tipo de estallidos sociales, por la rabia acumulada que reclama salir; pero la historia de opresión a la que es sometida la raza negra en Estados Unidos reclama la organización del pueblo y una lucha profunda que tiene que cuestionar las bases de este sistema intrínsecamente violento y que tiende a reprimir y aniquilar cualquier forma alternativa o diferente a lo que necesita el capitalismo y los Estados, a lo que necesitan y mandan los de arriba y a los patrones sociales blancos, occidentales, heterosexuales y cristianos.


 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s